11 Saltar al contenido

Equiparan el valor nutricional del agua y sus minerales con las vitaminas








La autora del libro “Más claro que el agua” (Amat) ha reivindicado, en una entrevista con Efe, el valor nutricional que desempeñan estos minerales “sin aportar calorías” al cuerpo humano, a pesar de que la sociedad los sitúe en un plano “secundario” respecto a los carbohidratos, las proteínas o las propias vitaminas.

Carlas ha apuntado que en la población existe la idea generalizada de pensar en los minerales como “impurezas” y que “cuanto menor cantidad de ellos contenga el agua que consumimos mejor es su calidad, cuando no es así”.

Falsas creencias del agua mineral natural

Magda Carlas
La doctora Magda Carlas/Foto cedida

La edición reeditada de la obra profundiza en la importancia de la hidratación y desmonta ciertas creencias relacionadas con el agua mineral natural en un contexto en el que la mitad de los españoles desconoce la calidad nutricional de este alimento básico, en base a datos de un estudio elaborado por la consultora The Onion Inside para la editorial Amat.

“Hay muchísimos mitos en torno a este elemento: ni los minerales son malos, ni el agua con menos minerales engorda menos, ni lo mejor es un agua sin minerales”, resume la autora.

En cuanto a su ingesta en personas con hipertensión, la nutricionista recuerda que solo el 30 % de las aguas minerales naturales “no son aptas” para estos consumidores, pero que el 70 % sí, motivo por el cual lo considera un “problema menor”.

Además, Carlas cuenta cómo el concepto de residuo seco en el embotellado se percibe como un “parámetro negativo” aunque, en realidad, “es todo lo contrario” ya que se trata del valor utilizado para medir la mineralización del agua tras someterla a temperaturas superiores a los 180 grados.

Consumo diario de agua: entre 2 y 2,5 litros

Respecto a la hidratación, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) aconseja un consumo diario de 2,5 litros para hombres en edad adulta y de 2 litros para mujeres, aunque factores como el peso, la actividad física, el clima o la alimentación pueden variar estas recomendaciones.

El “20 %” de la ingesta diaria de agua procede directamente de los alimentos, que contienen más o menos cantidad según su tipología: “Si como una lechuga, estoy tomando un 90 % de agua, si elijo un melón, un 95 %, o si como una almendra, por poner otro ejemplo, solo ingiero un 20 % de este elemento” , señala la nutricionista.

La nueva edición del libro desglosa a lo largo de cinco capítulos el papel del agua en el rendimiento, su relación con el estrés y la obesidad, su posición de referencia dentro de una dieta saludable y las necesidades de hidratación en las diferentes etapas de la vida.

En relación con el último punto, la divulgadora ha incidido en que la infancia y la vejez son las “edades más sensibles” respecto las pérdidas de agua ya que, a lo largo de la vida, el ser humano pasa de estar compuesto por un “70 % de este líquido en los primeros años” a superar solo el 40 % en edades avanzadas.

Cargando…

Deja tu valoración de esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...
Autor/a: Javier Tovar
Fuente de información

close

LA DIETA KETO

¡SUSCRÍBETE Y DESCARGA TOTALMENTE GRATIS! "LA GUIA" EL EBOOK EN PDF - LA DIETA KETO

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Recibe Las Últimas Novedades

Si quieres recibir por correo electrónico nuestras novedades e información sobre Dietas, Ayuda, Consejos y Productos Para Adelgazar,  Suscríbete a nuestro boletín. Puedes hacerlo simplemente rellenando los siguientes datos:

¡Te has suscrito satisfactoriamente! Revisa tu bandeja de entrada, te hemos enviado un correo para que confirme tu suscripción.

A %d blogueros les gusta esto: